7 Claves Para Tener Una Relación Sana y Feliz!!

Una Relación Sana y Feliz

Aquí tienes un pequeño resumen de 7 claves para tener una relación sana y feliz, sobre todo saludable. Revisalo y aplicalo hacia el futuro.

1. Respeto mutuo.

Si no tienes esto – bueno, va a ser un camino difícil. Esto no significa que tu tengas que estár de acuerdo con todo lo que tu pareja dice o hace.

Significa que exista la admiración del uno al otro, y corriente constante del amor y de la confianza a través de tu relación. También tienes el respaldo de los demás.

John Gottman, un pionero en el estudio de las parejas y el matrimonio, podía decir en pocos minutos si una pareja estaba para el largo plazo o si no iban a hacerlo – con una precisión sorprendente.

¿Cómo podía saberlo? Si había algún signo de desprecio en la interacción de la pareja entre ellos, normalmente la relación no tenia buen futuro.

El abuso, ya sea físico, verbal o emocional, desafía el respeto mutuo en todos los sentidos, forma y forma. Tu tiene que tener respeto mutuo para tener una relación sana.

2. Para tener una relación sana y feliz discutir, no pelear.

Nunca he visto a una pareja sana que no discuta. Sin embargo, nunca pelean – argumentan. Si una pareja entra en mi oficina y me dice que nunca han discutido, algo no está bien.

Puedes discutir sin luchar. Argumentar es no combatir – tu y tu pareja pueden dar sus puntos de vista sin elevar su voz. A veces tu estás de acuerdo en no estar de acuerdo – y eso está bien.

Averigua las cosas que “no son negociables” – las cosas que no se moverán. Ahora repiensa esa lista. Esperamos que tu y los valores de tu pareja encajen muy bien – eso va a hacer las cosas mucho más fáciles!

3. Para tener una relación sana y feliz acordar sobre el sexo.

Ambos están bien con la frecuencia con que tienen relaciones sexuales, cómo tienen relaciones sexuales, dónde tienen sexo … y existe participación mutua.

El sexo no debe ser retenido como un castigo. Y si tu o tu pareja no se sienten cómodos con un aspecto de su vida sexual, pueden hablar de ello abiertamente, sin críticas.

También se debe encontrar tiempo para tener relaciones sexuales. No importa cuán ocupado o cansado estén los dos – siempre hay tiempo para el sexo.

4. Acuerdo sobre la crianza de los hijos.

Existe básicamente tres estilos principales de crianza de los hijos:

A) Estilo autoritario: Las reglas son las reglas. Sin excepciones.

B) Autoridad a medias: A esto me refiero como “Dictadura Benevolente”. Hay reglas, y los niños pueden dar su opinión, pero los padres tienen la última palabra.

C) Leniente o “Lassiez-faire”: Existen reglas mínimas.

Si los dos no están de acuerdo en un estilo de crianza, necesitan hablar. Además, si difieren en si sus hijos deben ser azotados o no – necesitan hablar.

Es posible que cada uno haya crecido con diferentes estilos de crianza de los hijos – y cada uno tiende a ser padre de la misma manera en que sus padres lo fueron. Si no tienes niños todavía pero está pensando en tenerlos, debes tener esta conversación con tu pareja.

5. Igualdad con el dinero.

Incluso si uno de ustedes gana más dinero que el otro, ambos deben tener una opinión igual sobre dónde va su dinero. No existe “cuentas ocultas”, y deciden juntos antes de hacer grandes compras.

Si tu eres el encargado de pagar la factura, paga las facturas a tiempo. Si no puedes pagar las cuentas a tiempo, entrega ese trabajo a tu pareja o contrata a alguien para que lo haga por ti.

Decidan sobre cuentas separadas si compartir una cuenta conjunta es demasiado complicado o frustrante. Esto ¿Le hace daño a la intimidad de una relación? No, realmente esto ayuda a tu intimidad porque ya no peleas por el dinero.

6. Metas y Valores Comunes.

Las parejas con intereses muy diferentes pueden tener una relación sana y feliz – lo que cuenta es que compartan metas y valores comunes.

Parejas de diferentes religiones (o no) y antecedentes culturales pueden tener relaciones saludables – lo que hace a una relación sana es compartir las creencias básicas.

Pueden compartir la creencia de que los miembros de la familia son bienvenidos a vivir con ustedes en cualquier momento. Los valores y creencias difieren para todos.

Los objetivos comunes incluyen intangibles como criar a niños felices y saludables, y tangibles como ahorrar para una casa.

Pueden trabajar juntos en el establecimiento de metas de un año, cinco años, incluso diez y veinte años. Trabajar hacia algo juntos fortalece su vínculo.

7. Para tener una relación sana y feliz la diversión es importante.

“La sensualidad desaparece poco a poco y la belleza se desvanece, pero casarse con una persona que sea divertida todos los días, es un verdadero placer.”

Basta de charla. Tómense el tiempo para divertirse. La vida se vuelve demasiado seria sin recibir dosis regulares de humor.

espexback-hop_-clickbank-net_

Si te gusta, compártelo 🙂Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *