En este momento estás viendo ¡El DIVORCIO No Es El CAMINO Si Todavía AMAS a Tu PAREJA!

¡El DIVORCIO No Es El CAMINO Si Todavía AMAS a Tu PAREJA!

espexback-hop_-clickbank-net_

No creo que alguien esté en desacuerdo cuando digo que el divorcio o separación es probablemente lo que más te asusta cuando se trata de tu vida amorosa. Cuando te casas e incluso después, no puedes imaginarte frente al juez de familia con la madre o el padre de tus hijos para olvidar los años que pasaron juntos.

El divorcio suele ser el último paso antes de que tu y tu pareja se separen para siempre, pero claro que es posible salvar tu matrimonio o relación, incluso cuando sientes que ya nada funciona. Tal vez vivan separados, tu ex pareja tal vez incluso esté con alguien ya, o tal vez tú lo estés. Pero en el fondo, tu ex todavía tiene tu corazón y esperas volver de alguna manera, te dispones entonces a hacer lo que sea necesario.

Todavía sientes esa unión y realmente quieres salvar tu relación. No quieres pasar página y seguir adelante, no te ves al lado de otra persona, quieres empezar de nuevo con tu ex pareja y con el pie derecho. Tengo la seguridad que muchos e incluso tu, ya pensaste en usar la palabra Divorcio como una amenaza, o como un ultimátum para obtener una reacción de tu pareja porque tu relación se va al fracaso.

Sin embargo, si estás de acuerdo con mi filosofía y mis artículos, sabes que creo que el divorcio no es la respuesta cuando quieres solucionar los problemas por graves que sean. Gracias a mis herramientas y guías he podido ayudar a cientos de personas que se encontraban en situaciones aparentemente desesperadas para reconstruir su relación con la persona que aman sin tener que separarse!

1. ¿Por qué nos enfrentamos al divorcio?

No es una ruptura o una simple ruptura lo que puede hacer que dos personas comiencen a discutir el divorcio. Esto implica graves consecuencias de las que no somos conscientes en un principio porque la negatividad se apodera insidiosamente de la situación. Piensas en divorciarte o tal vez la persona que amas ha estado pensando en eso por un tiempo y esto significa que se necesita un cambio serio.

Esta decisión ha revelado una crisis en tu relación y una especie de “punto de no retorno”, que es lo que yo llamo el “Punto de Inflexión”. Como siempre digo, una ruptura nunca es sin razón, y tampoco lo es el divorcio. No quiero que entres en pánico y tengo la seguridad de que ya sabes lo que esto implica, pero es solo un pequeño recordatorio de que siempre hay una causa.

Es una acumulación de elementos negativos lo que te empuja a ti o a tu pareja a pensar en el divorcio. Las cosas no han evolucionado durante muchos meses o incluso muchos años en tu relación y se siente estancado y como si nada avanzara más. Entonces estás pensando que si ustedes dos se separan oficialmente, encontrarán una vida nueva y más emocionante, o al menos una vida nueva más placentera.

Una separación suele ser consecuencia de la rutina, la falta de comunicación o algún tipo de aburrimiento. Te casaste, probablemente tengas hijos y piensas que tienes a tu pareja en el bolsillo (esto es obviamente si no eres tú quien toma la decisión de divorciarse). Una vez que este tipo de sentimiento se instala, comienzan a aparecer los malos hábitos, dejas de seducir a tu pareja, ya no experimentan cosas nuevas y no hay planes para el futuro.

espexback-hop_-clickbank-net_

¡Nunca podré enfatizar lo suficiente la importancia de la seducción en una relación y la importancia de mantenerla! ¡Tiene que ser permanente, incluso después de 10, 20 o 35 años! Es importante tener en cuenta que una separación no tiene su origen en la mala voluntad. A veces puedes sentirte realizado(a), pero ¿tu pareja siente lo mismo? Pregúntate esto y piénsalo bien porque con la respuesta a esta pregunta sabrás qué acciones empezar a poner en marcha.

2. ¿Cómo pruebas que el divorcio no es la respuesta?

No soy una persona que abogue por romper. Estoy convencido de que el divorcio no es la respuesta porque siempre hay formas de reconstruir una relación, incluso si sientes que se ha perdido toda esperanza. No te voy a decir solo lo que quieras escuchar porque la honestidad es uno de los pilares de mi trabajo. Volver a estar con tu pareja puede llevar meses, no es fácil y requerirá sacrificios.

Sin embargo, gracias a ciertas técnicas (que serán muy eficaces en tu situación) y al apoyo que necesitas, serás más que capaz de darle una nueva oportunidad a tu historia de amor y volver a robarte el corazón de la persona que amas. Incluso si tu esposo o tu esposa te pide el divorcio, no debes rendirte y pensar que todo terminó. ¡Este no es el caso y puedes hacer que funcione nuevamente si adoptas la actitud correcta!

PUEDES LEER: 7 RAZONES Más FRECUENTES Por Las Que TERMINAN Las RELACIONES

Si eres tu quien está pensando en terminar tu matrimonio, también debes tomarte el tiempo para pensarlo. El divorcio no es un trámite sencillo. Muchos hombres y mujeres que decidieron separarse se arrepintieron de hacerlo. En lugar de apresurar las cosas, debes dar un paso atrás, hacer un poco de distancia entre tú y tu pareja para que puedas pensarlo bien, y debes saber que si quieres, puedes salvar tu relación.

La gente suele decir: «Intenté todo y nada ha cambiado». La razón suele ser porque no te estás comunicando correctamente con tu pareja y, por lo tanto, siempre hay incomprensión entre ustedes. Asegurate de que el mensaje que está tratando de transmitir se reciba y comprenda correctamente, y esto no sucede. Te frustra porque estás pensando que tu pareja no está haciendo un esfuerzo, pero en realidad tal vez no captó el mensaje.

Incluso si el comportamiento de tu cónyuge no se corresponde con tus expectativas, aún puedes probar una estrategia para reavivar la llama de la relación. Todo problema tiene solución y puedes encaminarte hacia una mejora concreta de tu situación. Hasta que no hayas probado todo (correctamente), el divorcio no es la mejor opción.

3. ¡Sí, todavía es posible salvar tu relación!

La evolución de una relación no está fijada en el tiempo. Tú y tu pareja no son las mismas personas que eran cuando se conocieron. Si te casaste, me imagino que definitivamente ha pasado algún tiempo. La imagen que tenían el uno del otro ya no es la misma que era durante los primeros años o como era antes de tener hijos, pero esto no significa que no puedas reconstruir tu relación o restablecer la pasión que sentían cuando te casaste.

Si tienes malos hábitos, ¡nada te impide cambiar ahora! Si has dejado de hacer ejercicio, has dejado de cuidarte, has engordado demasiado, te cuesta hacer feliz a tu pareja, ¡sal y empieza una nueva actividad física! Si nunca salen juntos o en familia, ahora es el momento de salir y divertirse juntos al parque, al cine o al zoológico. No dejes que esto te derrote…

Demuestra que puedes volver a la cima y que no te vas a rendir. Todavía estás lleno de vida y todavía hay mucha esperanza. Ten la seguridad de que los sentimientos no desaparecen de la noche a la mañana.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja una respuesta