En este momento estás viendo AYUDA MATRIMONIAL ¡Si Es POSIBLE RESCATAR Tu RELACIÓN!

AYUDA MATRIMONIAL ¡Si Es POSIBLE RESCATAR Tu RELACIÓN!

espexback-hop_-clickbank-net_

En la actualidad una gran cantidad de matrimonios terminan en divorcio. Quizás te estés preguntando si estás a punto de seguir el mismo camino. Tú y tu pareja están constantemente peleando. En el fondo de tu corazón sabes que no quieres que termine tu matrimonio… Te casaste por una razón, pero sientes que ahora todo es problemas que parece casi imposible de superar. Mucha gente en tu lugar simplemente renunciaría a su matrimonio.

Es una lástima porque ahora existen tantas herramientas disponibles para hacer las cosas bien entre parejas, igual sienten que las cosas se les han ido de las manos. ¡Pero estás buscando respuestas para salvar tu relación, lo que significa que tienes la motivación para hacer lo que sea necesario! En este artículo encontrarás la ayuda matrimonial que necesitas para saber si debes luchar por tu matrimonio y cómo hacerlo.

Salvar tu matrimonio requerirá esfuerzo diario, paciencia y determinación. Claro que es fácil darte por vencido, pero cuando tienes algo por lo que vale la pena luchar, ¡te alegrarás de haberlo intentado y vencido la tormenta! No quieres vivir con arrepentimientos. Las cosas son difíciles en este momento, pero confía, si comienzas a cambiar las cosas que no funcionan, verás una mejora rápidamente.

1. ¿Cuáles son las señales de que necesitas ayuda matrimonial?

Cada aspecto de la vida tiene sus altibajos. Es lo que hace que las cosas se muevan… Piensa en un monitor de latidos del corazón como una representación de la vida. Cuando está subiendo y bajando, significa que estás vivo y piensas, pero cuando está plano, significa que no lo estás… En una relación, vas a tener estos altibajos también, así que no hay necesidad de entrar en pánico. Si no te mueves, entonces no pasa nada entre tu y tu pareja y tu relación se desvanecerá.

El truco es asegurarte de que la diferencia entre los máximos y mínimos no sea demasiado extrema. Es perfectamente normal que las relaciones encuentren desafíos en el camino. Por supuesto, algunos obstáculos serán más grandes que otros, ¡pero con perseverancia se puede superar casi cualquier cosa! Sé que en este momento puedas pensar que necesitas ayuda ematrimonial, así que revisemos a la gravedad de los problemas que enfrentas.

2. Ayuda matrimonial para problemas menores que no se logran ver.

Los matrimonios sufren cuando permites que se acumulen pequeños problemas. Esto sucede sin que los dos cónyuges se den cuenta de que les vendría bien alguna ayuda matrimonial. Las personas están tan ocupadas con el trabajo y las responsabilidades que no notan que la comunicación con su pareja se está deteriorando. Por ejemplo, uno dice: «¿Dónde están las toallas de papel?» y el otro dice: «¡No puedo creer que no hayas ido a la tienda a comprar más!».

O bien, uno dice: «Voy a tomar una copa con amigos esta noche», y el otro escucha: «No quiero pasar tiempo contigo esta noche». Aprender una comunicación adecuada y mantenerla es un salvavidas para la mayoría de las relaciones. Hace unos meses, estaba ayudando a Josue, él y su esposa discutían constantemente y estaban al borde del divorcio. Sus peleas no eran explosivas, sino más bien pequeñas y frecuentes (¡y por casi cualquier cosa!). Entonces descubrimos que el problema real no era quién lavaba los platos o quién socializaba más.

PUEDES LEER: ¿Tu EX QUIERE Que Sigan SIENDO AMIGOS? ¡Que Hacer!

Se trataba del hecho de que, como pareja, no eran buenos para comunicarse entre sí. Ellos escondían los asuntos significativos e importantes; pero esto sólo hizo que se sintieran secretamente resentidos; de ahí las pequeñas y frecuentes discusiones. Después de aclarar esto, Josue se sentó con su esposa y le expresó esta comprensión y, en consecuencia, ¡salvó su matrimonio! Otro problema que se cuela silenciosamente y comienza a amenazar un matrimonio es la Rutina.

Ocurre cuando dos personas se vuelven demasiado perezosas o demasiado atrapadas en otros aspectos de sus propias vidas en lugar de concentrarse en mantener su relación viva. La relación entonces se vuelve monótona, aburrida e insatisfactoria. Los dos comienzan a preguntarse por qué están juntos y, en casos más graves, puede dar lugar a la infidelidad (que puede terminar con un matrimonio en un chasquido de dedos). Bien, veamos algunos de los problemas más importantes que aseguran que tu matrimonio necesita ayuda.

3. ¡Enfrentas grandes problemas y necesitas ayuda en tu matrimonio!

El problema más obvio y serio que una persona puede enfrentar en un matrimonio es el abuso, tanto físico como mental. Si estás siendo sometido(a) a algún tipo de violencia física o mental, tu matrimonio no necesita ayuda; necesita terminar. Simplemente no hay excusa. Muchas personas permanecen con parejas abusivas por miedo, razones económicas, para asegurarse de que los niños no crezcan con padres divorciados, etc… pero existen organizaciones diseñadas para ayudarte.

espexback-hop_-clickbank-net_

Otro problema serio es cuando hay resentimiento entre la pareja. Quizás algo no ha sido perdonado o no se ha disculpado y está haciendo que uno de los miembros de la pareja piense mal del otro. ¡Quizás ambos socios piensen mal el uno del otro! Cuando un compañero(a) comienza a decirle al otro que se va a ir, tienes un gran problema en tus manos.

Está claro que es muy infeliz, y también es muy injusto de su parte inyectar esa duda en tu cabeza. Cuando deseas arreglar tu matrimonio, es importante comprender que una persona solo puede cambiar realmente si así lo desea. Del mismo modo, mejorar un matrimonio tiene que ser un esfuerzo conjunto. Si solo una persona está haciendo todo el trabajo, eso generará más resentimiento, desequilibrio y patrones negativos.

4. ¿Vale la pena salvar tu matrimonio? ¡Descubre si la ayuda matrimonial es la respuesta!

En pocas palabras, el matrimonio debe ser una mejora de tu vida… no un obstáculo. Si sientes que realmente te impide ser feliz, tienes dos opciones. O solucionas el problema, o sigues adelante. Si no eres feliz, algo tiene que cambiar. ¡Pero eso ya lo sabes! Siempre hay ayuda para los matrimonios en problemas, y depende de ti decidir si vale la pena el esfuerzo. No va a ser fácil, así que tienes que decidirte y, como acabo de decirte, el esfuerzo tendrá que venir de ambas partes.

Veamos algunas situaciones en las que vale la pena salvar el matrimonio.

¿Cómo te sientes cuando piensas en separarte de tu pareja? ¿Te sientes aliviado(a) o lleno de tristeza? ¿Te arrepentirías si no trataras de obtener ayuda para tu matrimonio? Si sientes que te haría daño estar sin tu cónyuge, entonces vale la pena salvar el matrimonio. Bastante sencillo, ¿verdad? Pero a veces las cosas se vuelven un poco más confusas.

Te casaste porque amabas a tu pareja, y luego, con el tiempo, empezaste a aburrirte y ¡ahora incluso podría interesarte otra persona! Así que estás en conflicto. ¿Es posible volver a ser feliz con tu cónyuge? ¿Puedes hacer que las cosas vuelvan a ser como antes, o deberías irte y empezar algo nuevo?

Si puedes mirar hacia atrás y recordar claramente tus buenos tiempos, las cosas que amabas y la felicidad que compartiste, ¡es una señal de que el matrimonio puede salvarse y vale la pena hacerlo! Con un poco de esfuerzo tanto de ti como de tu cónyuge para ayudar al matrimonio, las cosas pueden restaurarse. Si tienen hijos juntos (¡y tu pareja no es abusiva!), entonces también vale la pena salvar el matrimonio.

Volvamos a Josue, cuando Josue llamó por primera vez, una de sus mayores preocupaciones era si valía la pena salvar su matrimonio. ¿Se podrían resolver los problemas? Cuando lo quizo hacer, realmente lo dudó. Sin embargo, en el transcurso de nuestro viaje juntos, identificamos que si él y su esposa podían poner el amor necesario para el matrimonio, los problemas realmente podrían evitarse. La pregunta entonces fue «¿cómo puedo salvar mi matrimonio?»

5. Cómo sabes cuándo no vale la pena salvarlo.

Como te dije, un matrimonio debe terminar cuando es abusivo. Si sientes miedo y que no estás a salvo, es hora de salir. Pero esa no es la única situación en la que no vale la pena salvar tu matrimonio. Si sientes que se ha vuelto destructivo y que obstaculiza tu vida sin posibilidad de reparación, también podría ser hora de seguir adelante. Si tu pareja realmente te impide avanzar en las cosas que son importantes para ti, entonces tu pareja no está haciendo su parte para ayudarte a vivir la mejor versión de tu vida.

Hay situaciones en las que no está claro exactamente cómo obtener ayuda con tu problemas matrimoniales, y es útil buscar ayuda objetiva. Digo objetiva porque tus amigos y familiares no siempre son las mejores personas para pedirles consejo. ¿Por qué? Esto se debe a que te aman y tienden a ser parciales. Si estás hablando de ser infeliz, es posible que te motiven a seguir adelante sin hacer un esfuerzo por solucionar los problemas que tienes.

PUEDES LEER: TU NOVIA ROMPIÓ CONTIGO: ¿Qué Debes Hacer AHORA?

A veces, si hablas con amigos o familiares, puedes ocultar o censurar cosas que han sucedido y, por lo tanto, sus consejos serán inexactos. De cualquier manera, te arrepientes y posiblemente incluso peor de lo que ya lo haces. Si piensas en volver a estar soltero(a) o simplemente en separarte de tu pareja y sientes una explosión de energía, es posible que estés listo o lista para seguir adelante.

La cosa es que no es el fin del mundo. Si en el fondo sabes que, en lugar de recibir ayuda matrimonial, solo quieres estar solo(a), está bien. Las cosas cambian y la vida evoluciona de formas que a veces no esperamos. Muchas personas se quedan en un matrimonio infeliz porque tienen miedo de estar solos, pero la vida existía antes de que estuvieras con tu cónyuge y ¡continuará existiendo si te separas!

Pero si en el fondo de tu corazón sabes que quieres que esto funcione, ¡Existen muchas cosas que puedes empezar a hacer para cambiar el rumbo!

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja una respuesta