En este momento estás viendo ¡AMENAZAR a Tu Ex Es Una MUY, Muy MALA IDEA!

¡AMENAZAR a Tu Ex Es Una MUY, Muy MALA IDEA!

espexback-hop_-clickbank-net_

Durante una separación, no es raro que una de las personas pierda la calma y amenace a la otra, ya sea verbal o físicamente. Nunca podrás volver a hacer que alguien sienta algo por ti actuando así. Si crees que intimidar a tu ex tendrá un impacto positivo, te equivocas. Las amenazas y la violencia, ya sea física o psicológica, nunca harán que la persona que amas regrese a ti; ¡y esto incluye amenazar a tu ex incluso si es por amor!

De hecho, es mucho más probable que esto le haga querer alejarse lo más posible de ti. Sí, a veces es posible hacer que una persona regrese, pero seamos claros: si una persona regresa a ti por amenazas, será solo por miedo y romperás el equilibrio en tu relación y enfrentarás consecuencias inevitables.

1. Asustar a tu ex no es la solución.

En realidad, para que comprendas mejor mi razonamiento; No tengo que entrar en muchos detalles. Todo lo que tengo que hacer es usar la palabra «miedo» y entenderás a lo que me refiero. Hacer que tu ex tenga miedo o que te tema a ti no te ayudará a volver a estar con él o ella. En cualquier caso, ¡voy a profundizar en el análisis porque no quiero dejarte con solo unas pocas oraciones! Primero entendamos la definición de la palabra «miedo»:

El miedo es una emoción que se siente ante el peligro o la amenaza. Como puedes imaginar, quieres que tu alma gemela te considere el amor de su vida. Si te considera un peligro o una amenaza, tendrás exactamente lo contrario de lo que quieres. En estas circunstancias, uno no tiene que ser un genio para saber que amenazar a tu ex no te ayudará a volver.

Un hombre que asusta a su pareja al igual que una mujer que asusta a su pareja, no tiene nada de atractivo. El miedo es una emoción más fuerte que la atracción y es muy difícil construir una relación sólida en estas circunstancias.

2. Amenazar a tu ex puede ser muy contraproducente.

Además de hacerte poco atractivo(a), amenazar a tu ex puede causar serios problemas. No solo puedes correr el riesgo de que tus amigos y familiares te den la espalda, sino que también podrías tener a la policía tocandote la puerta si tu ex ha presentado una denuncia de acoso en tu contra. A veces, las situaciones empeoran y se vuelve muy difícil revertir las cosas.

Si tus hijos si es que los hay, se encuentran en medio de tu conflicto, van a permanecer neutrales siempre que no haya mala conducta. Sin embargo, si las amenazas entran en juego, es muy probable que se pongan del lado de la persona amenazada.

PUEDES LEER: ¿EL TIEMPO Es Realmente TU ENEMIGO Cuando Intentas RECUPERAR a Tu Ex?

Si quieres darle la espalda a tus hijos y a tus suegros, amenazar a tu ex pareja es el camino a seguir. No estoy seguro de que esto les ayude a volver a estar juntos… Incluso si vuelves a estár con tu ex, su familia no te respaldará y no dudarán en llamarte la atención sobre tus acciones, incluso si estabas actuando en el calor del momento. Esto los separará más y más fácilmente.

espexback-hop_-clickbank-net_

La seguridad es un elemento fundamental de una relación por lo que es imperativo hacer todo lo que esté a tu alcance para preservarla. Tu ex necesita sentirse a gusto mientras intentas acercarte nuevamente, porque si siente la más mínima sensación de miedo como resultado de amenazas o insultos, es muy posible que rechace cualquier contacto contigo.

3. ¡Amenazar a tu ex es algo que debes evitar a toda costa!

Hay ciertas amenazas y palabras que una persona debe evitar absolutamente porque pueden poner fin a cualquier esperanza que tenía de volver a estar juntos. Quería hacer un pequeño resumen de ciertas cosas que nunca deberían salir de tu boca a menos que tu número y tu perfil de Facebook los elimines definitivamente en un solo movimiento… Estos son los tipos de amenzas.

– Amenazas de muerte.

Durante una separación, las personas con frecuencia dicen cosas que nunca pensaron que fuera posibles, porque sus emociones están desbocadas. Incluso si la causa de estas emociones es el shock emocional posterior a la ruptura, debes controlarlas. Decir “primero te mato a ti y luego a mí mismo” o “te vas a morir” o incluso “cuídate” son cosas que nunca debes decir. Estas son amenazas graves y, además, si actúas así, corres el riesgo de destruir todo lo que te unía.

– Amenazar a la familia e hijos de tu ex.

Lo mismo ocurre con todo lo relacionado con la familia y los seres queridos porque te estás enfocando en el círculo interno. En estas circunstancias, la situación puede empeorar muy rápidamente y hay que hacer todo lo posible para evitar este tipo de actitudes. No solo serás visto como una persona inestable, sino que corres el riesgo de terminar ante la policía o en los tribunales.

– Amenazas en materia financiera.

En una pareja, el dinero puede ser un tema delicado, especialmente si hay niños que necesitan ir a la escuela y uno de los miembros de la pareja no trabaja. No tiene sentido tratar de recuperar a tu ex usando dinero. Ten en cuenta que esto también es extremadamente poco saludable. Tu relación no debe basarse en el dinero.

– Chantaje emocional.

El chantaje emocional es tan peligroso como amenazar a tu ex. Ya sea una amenaza de revelar un secreto vergonzoso si tu ex no te acepta, o querer mentirle a su entorno para que puedas causar problemas, ninguna de estas cosas son buenas formas de volver a estar con tu ex.

– Amenazar con suicidarte.

Hablar de querer hacerte daño a ti mismo(a) es una amenaza porque estás insinuando que la otra persona sería responsable por tu decisión. Nunca digas nada que se parezca ni remotamente a lo siguiente; “Me cortaré las venas”, “Alguien habrá muerto por tu culpa” o “si me dejas me mataré porque no tendré más razones para vivir”.

espexback-hop_-clickbank-net_

Deja una respuesta